La farru señalando un calendario

Tú también tienes marca personal y no lo sabías

Priscila Farrujia
Priscila Farrujia
Compartir:

Desde que nacemos contamos con una imagen que nos define. Única y diferente al resto. Incluso si tienes un gemelo, algo habrá que te diferencie: el tipo de ropa en la adolescencia, la forma física, el tono de voz, o incluso algún lunar escondido.

Y es que está falsamente extendida la idea de que solamente tenemos que explotar nuestra marca personal aquellos que necesitamos “vendernos” para conseguir un sustento porque trabajamos por cuenta propia: diseñadores gráficos, agentes inmobiliarios por comisión, community managers, etc.

Un médico, un profesor o un jardinero no tendrían por qué. Si ya tienen un trabajo asalariado, ¿qué necesidad hay de trabajar una marca propia?(ironía).

Hablando solo en el plano off-line, cuando sales a la calle, eliges una forma de vestirte, un perfume -si lo usas-, un modelo de coche en el que moverte, un grupo de amigos, color de pelo, maquillaje o la ausencia del mismo… todas esas microdecisiones que vas tomando conforman la imagen con la que te presentas ante el mundo. 

¿Por qué no llevarlo al plano digital? 

Y no hablo solo de abrirte un perfil personal en Instagram y subir lo que desayunaste hoy (déjame adivinar: tostada de aguacate con salmón, huevo y un buen café con espuma), sino de trabajar activamente en la creación de una identidad propia, con base sólida en la que reflejar tu impronta.

Oye, que no quiere decir que todo el mundo tenga que tener una marca personal digital y trabajarla, sino que es una posibilidad que se nos olvida.

Volvamos al ejemplo del jardinero del que hablábamos antes. Llamémosle Hortensio.

Hortensio está bien, es joven, tiene un trabajo medio en el que desarrolla sus cualidades y lo que aprendió en el ciclo formativo. Además, tiene un buen horario aunque la paga no es muy elevada. Como aún no tiene familia, no es algo que le preocupe en demasía ahora, pero sí será un problema en el futuro.

Imagínate que, aparte de sus labores cotidianas, es un crack haciendo bouquets de flores. Sí, de esos que parecen recién cogidos de la campiña, con lluvia, hojas mate, claveles… una fantasía. 

Sigue imaginando que decide subir el proceso de creación de esos bouquets a su perfil de Instagram. Con un poco de ayuda, optimiza su BIO, enseña cómo hace los arreglos, qué premisas sigue para elegir unas variedades de flores u otras…. Vamos, que termina creándose su nicho y al final crece de tal manera que se abre la posibilidad de trabajar por encargo y realizar pedidos personalizados. Algo compatible con su trabajo o que puede convertirse en una emprendeduría.

Volvamos a la realidad. Nada de eso habría pasado si un día nuestro Hortensio, no se hubiera decidido a crear su marca personal digital. 

Porque nadie lo habría visto.

Y ahí radica, en muchas ocasiones, el problema. La mayoría de profesionales (sean del sector que sean), no son conscientes de sus propias posibilidades ni de todo lo que podrían lograr si explotaran su marca personal. Y por eso no se muestran ni se exponen.

  • ¿Para qué? Si ya soy funcionario y tengo mi vida asegurada.
  • Es que me da mucha pereza, no me va a servir de nada.
  • Yo eso no lo necesito.
  • Prefiero tener un perfil bajo y seguir como estoy.
 

Y sí, es verdad que Hortensio no tenía una necesidad extrema de potenciar sus cualidades ocultas y enseñárselas al mundo. Pero, sin embargo, eso marcó un antes y un después en su vida.

Ahora es cuando llego yo a hacerle compañía a Hortensio. Porque este blog también forma parte de mi marca personal y la trabajo todos los días para mostrarme y alcanzar a más personas, a otros Jacintos, Narcisos o Azucenas que también quieran trabajar su marca personal y deseen contar conmigo para regarla (y añadirle sustratos, realizar algún injerto o abonarla).

 

Pero ese último paso ya queda en tu jardín 😉

Blog

Newsletter

Suscríbete a la newsletter para estar al tanto de todas las novedades y recibir recursos para tus estrategias digitales.

Proyectos La Farru, especilista en community management