Viendo redes sociales

No aceptes propuestas digitales como estas

Priscila Farrujia
Priscila Farrujia
Compartir:

Acabas de crear tu propia empresa o has decidido darle un impulso digital mejorando su presencia on-line en redes sociales y web, pero no sabes cómo hacerlo por ti mismo. Es en ese momento cuando indagas en internet y buscas profesionales en tu zona -o donde sea, porque al final todos estamos conectados independientemente de la localización y puedes trabajar codo a codo con un venezolano afincado en Nueva York mientras levantas tu marca en un coworking de Canarias-.

Agencias, profesionales independientes, estudios de diseño, asesorías de marketing… ¡cuántas opciones y variedad donde elegir!

Incluso a mí me ha costado encontrar profesionales cuando necesito rodearme de expertos en otras temáticas a la hora de plantear proyectos y llevarlos a cabo. Y es que la competencia actualmente es E-N-O-R-M-E, por lo que la capacidad de elegir entre tantas opciones se vuelve aún más complicada.

Entonces… ¿qué hay que tener en cuenta para decantarse por un perfil u otro? ¿Cuál es ese no sé qué que hace click para que sintamos que estamos llevando a cabo la decisión correcta?

La respuesta a esa pregunta tiene muchas ramificaciones en las que podemos derivarnos. Pero lo que sí tengo claro es que no te recomiendo decantarte por propuestas en las que se asfixie la creatividad en función solo del factor económico.

Por ejemplo, existen muchas agencias que cierran presupuestos de social media con un número determinado de posts al mes, de storys o vídeos. Y de ahí no van a excederse. ¿Cómo podemos saber cuántos posts harán falta para transmitir la personalidad y valores de tu marca sin haber trabajo un tiempo sobre ella? 

Después de haberme implicado en proyectos, a posteriori me he podido dar cuenta de que publicar cinco días a la semana es excesivo para una óptica local y no permite respirar a la marca ni a los usuarios; o que publicar dos veces a la semana se vuelve demasiado pobre para una empresa joven y dinámica.

Viendo redes sociales

En social media en específico, el quiz no está en cumplir con una serie de obligaciones a cambio de un beneficio, como si de un trueque en especias se tratara, sino que hay que implementar las estrategias necesarias para lograr los resultados deseados, más allá de fijar x cantidad de publicaciones o vídeos mensuales.

Porque las redes sociales están vivas, cambian, como su público. Y justamente en un mundo tan instantáneo y rápido como en el que vivimos, ceñirse a números solo puede ahogar los recursos creativos.

Y esa flexibilidad, ese dejarse llevar como la resaca de las olas por el flow de la marca, no implica regalar trabajo por parte del profesional, ni que dedique horas de más, solo las necesarias para que todo fluya al ritmo necesario.

Así que, por un lado, sí es importante valorar que las personas con las que vayamos a trabajar tengan paquetizados sus servicios, qué implican unos u otros, qué valor diferencial ofrecen respecto a la competencia; pero, al mismo tiempo, debemos poner ojo avizor cuando nos plantean propuestas elaboradas al milímetro, fijas, que no permiten ese amoldamiento según el contexto, la comunidad, la evolución de la marca…

Hoy en día puedes encontrarte estrategias social media en las que no se incluye ni una publicación en el muro de las rrss, que solo basan su comunicación en storys, que prefieren dedicar su escaparate virtual a mero branding, otras para las que es su canal de venta… 

¡Las posibilidades son infinitas! 

Deposita tu confianza en aquellos profesionales que participen del espíritu de tu idea y proyecto, y no solo como una transacción bancaria cada principio de mes, que aún siendo vital para ambas partes, es solo una pieza más del engranaje, y no debería ser el fin en sí mismo.

Blog

Newsletter

Suscríbete a la newsletter para estar al tanto de todas las novedades y recibir recursos para tus estrategias digitales.

Proyectos La Farru, especilista en community management